English Version
English
   
Inicio
Todo Sobre Cuba
Casas Particulares
Mapa de Cuba
Cuba en Fotos
El Clima en Cuba
Galeria de Arte
Enlaces
Agregar Enlaces

Contactar

¿Eres Propietario?
Promociona tu casa aquí. Escribanos a: BedinCuba
Fotos
 
       
.TODO SOBRE CUBA / Geografia / Archipiélagos
Archipielágo Cubano
Cuba emergió de las profundidades del mar, tras un proceso milenario de elevación y sumersión que fue conformando su actual estructura alargada y estrecha, semejante a un gigantesco caimán dormido sobre el Mar Caribe.
Según explica el científico cubano Antonio Núñez Jiménez, este archipiélago ha sufrido sucesivos levantamientos y hundimientos bajo las olas del mar, los cuales se hacen evidentes en los numerosos fósiles marinos encontrados en casi todas las elevaciones calcáreas, lo que demuestra, precisa, que esos terrenos aparecieron primitivamente sobre lecho de la cuenca oceánica y después, por movimientos extraordinarios de la corteza terrestre, emergieron a gran altura sobre el nivel del mar. Erizos, madréporas, corales, foraminíferos (protozoarios con esqueleto exterior calcáreo), conchas, moluscos y peces en abundancia, pueden hallarse fosilizados en casi todas las montañas cubanas.
Por su origen, Cuba corresponde a las islas llamadas orogénicas, es decir, las que se formaron por el levantamiento de cadenas montañosas u orográficas. De acuerdo con varias teorías científicas, este territorio surgió del fondo del mar dividido en varias pequeñas islas correspondientes a las cadenas de Guaniguanico, Las Villas, Camagüey y Oriente, que presentaban el aspecto de un archipiélago formado por cuatro islas alargadas.
Después que las cimas de esas montañas lograron sobresalir por encima de las aguas, una intensa erosión comenzó a destruirlas, arrastrando el material arrancado y depositándolo en las costas de entonces, hasta que mediante una prolongada sedimentación se produjo la unión de las elevadas islas, añaden dichos estudios.
Investigaciones geológicas, por su parte, indican que posteriormente esas formaciones volvieron a sumergirse, y durante miles de años más fueron depositándose incontables restos de diversos animales y materiales sobre el fondo marino. Cuando la isla volvió a emerger, había aumentado de tamaño y siguió evolucionando hasta alcanzar su forma actual. La parte que quedó bajo las aguas es lo que se conoce como plataforma insular submarina.
En sus estudios sobre la Geografía de Cuba, Núñez Jiménez precisa que en el proceso que dio origen al archipiélago intervino el vulcanismo. Indica que numerosos volcanes surgieron entre las cadenas de montañas y también bajo las olas marinas, introduciendo lava y otros materiales volcánicos entre las capas de rocas sedimentarias (que se sedimentan u originan en el fondo de mares y lagos).
A la vez, el citado científico afirma que los miles de kilómetros que el mar arrebató al invadir y sumergir parte del territorio insular, se está recobrando nuevamente. Cuba, añade, va ampliando sus costas por un lento movimiento tectónico (de la corteza terrestre) de elevación: la línea del litoral varía constantemente, o sea, el mar va cediendo terreno.
Los geógrafos tienen esas pruebas en las terrazas marinas que en forma escalonada presentan las costas cubanas, pues cada uno de esos escalones gigantescos marca una nueva etapa en su crecimiento y ascenso. Nuñez Jiménez también advierte que si el proceso emergente del archipiélago continúa, será rescatado como suelo emergido parte de la actual plataforma, uniéndose, al decir del especialista,
las islas que antaño estuvieron juntas: la de Cuba y la de Pinos (hoy Isla de la Juventud). Las costas cubanas no descansan directamente sobre el fondo del mar, sino que el archipiélago se asienta sobre un suelo submarino, cubierto por las aguas de un mar de poca profundidad, la cual tiene una extensión calculada en unos 67 mil 831 km2 y cuyo ancho varía entre unos cientos de metros en la costa sur de la Sierra Maestra, hasta 140 kilómetros como ocurre entre la costa meridional de La Habana y la Isla de la Juventud. (Golfo de Batabanó)
En otros lugares, como el Gran Bajo de Buena Esperanza en el Golfo de Guacanayabo (en la parte oriental), ese lecho marino casi coincide con el nivel del mar, mientras en otros aflora, formándose los cayos e isletas que rodean a Cuba. La profundidad de la plataforma insular varía desde unos pocos centímetros hasta 200 metros, medida que marca el borde externo de la misma y de ahí en adelante, desciende tan bruscamente como en un abismo.
 
Archipielágo Cubano.
 
   
 

 

© Copyright
A pesar de que mucha de la información que figura en esta sección ha sido enviada directamente por sus autores o son de nuestra propia autoría, reconocemos públicamente que unos pocos artículos e imágenes que figuran en esta sección sobre Cuba, son extraídos directamente desde Internet. Nuestra intención solo consiste en promocionar las potencialidades de Cuba. Por todo ello, queremos hacer saber a los autores de los artículos o imágenes, que si no están de acuerdo en aparecer en http://www.bedincuba.com , nos lo haga saber al correo electrónico info@bedincuba.com y procederemos a retirarlo de nuestra web. También recibiremos gustosos la información de su autoría la cual será inmediatamente incluida en esta web